Lagunas de Somoza y su singular aventura cultural

Por fortuna, en el medio rural no todo es despoblación y desolación, aunque también. De vez en cuando surgen iniciativas o impulsos que hacen posible la recuperación de un cierto sentimiento de  confianza en el mantenimiento de esos pulsos que todavía pueden garantizar la permanencia de gran parte de los pueblos que conforman la geografía humana y rural de la provincia leonesa.

 Un buen ejemplo de esto que acabo de señalar lo aporta Lagunas de Somoza, un pueblo maragato, situado a pocos kilómetros de Astorga. Como otros muchos de la Comarca, Lagunas lleva años perdiendo población de forma tristemente continuada hasta el punto de que en la actualidad  son muy pocos los vecinos que siguen viviendo de forma permanente en el pueblo.

Afortunadamente, a los vecinos de residencia permanente, se han sumado en los últimos años otros que tras recuperar casas, casi siempre en ruinas, han fijado Lagunas como destino de sus descansos ocasionales para disfrutar de sus silencios, de sus soledades y de  esa magia maragata, que aquí también se puede respirar -y disfrutar- recorriendo sus calles o fijando la mirada en los horizontes azulados de ese dios tutelar, que es el monte Teleno.

Gracias a la incorporación de esos vecinos circunstánciales y a la colaboración de los demás,   se ha puesto en marcha en el pueblo una Asociación Cultural, que en sus pocos años de existencia ha conseguido importantes logros, sobre todo en el ámbito teatral con la creación de un grupo al que, entre otros méritos, cabe atribuirle el de la osada y positiva valentía a la hora de afrontar nuevos proyectos culturales y teatrales.

A este respecto se puede destacar que su debut en el arte dramático se produjo con la representación del Tenorio de don José Zorrilla, lo que constituyó, además de un mérito indudable, un deseo compartido por parte de todos los miembros del grupo de entrar  con paso firme y comprometido en los escenarios, como así ha sido.

Desde aquella representación animosa y oportunamente novembrina del Tenorio, el grupo ha puesto en escena, con creciente solvencia interpretativa,  `Las Mujeres Sabias´ de Moliere y dos entremeses de Miguel de Cervantes, `El Viejo Celoso´y la `Guarda Cuidadosa´, que también han podido disfrutar los habitantes de pueblos próximos como San Román De la Vega o Palacios de la Valduerna.

Representación del Entremés de "El Viejo Celoso".
Representación del Entremés de “El Viejo Celoso” por parte del Grupo Teatral de Lagunas.

Pero sus incursiones no se centran en el teatro clásico. Hace algunos meses el grupo afrontaba en la `Casa Panero´, la representación de Èl peso del mundo´, una pieza teatral de Andrés Martínez Oria que recrea las últimas horas de vida del poeta astorgano en su finca de Castrillo de las Piedras, aquél mes de agosto de 1962, en plenas fiestas patronales de Astorga.

Nuevas representaciones

Andrés Martínez Oria no se ha prodigado como autor teatral. En su producción literaria filguran artículos sobre poesía, ensayos, libros de viajes  y dos novelas, `Más allá de olvido´ y `Jardín Perdido´, ésta última de temática paneriana, que consiguieron ser finalistas del Premio de la Crítica de Castilla y León. En los últimos meses del pasado año aparecía en las librerías su última novela `Chafaríz de Lisboa´, cuya lectura es absolutamente recomendable para aquellos que gustan de la buena literatura y de los encantamientos permanentes de la capital lisboeta.

Pero la escasa producción teatral de este escritor y profesor de vecindad astorgana, no se deja notar en `El peso del mundo´, una obra de una calidad indudable que atrapa desde el primer momento a quien la lee, a quien la interpreta y también a quien la disfruta como espectador por su acertado planteamiento y por su tensión dramática, reforzada en esa primera representación por un buen montaje audiovisual, debido al talento y sensibilidad de Raúl Mosquera.

El próximo día 6 de abril, en la Comunal del Val de San Lorenzo, y el siguiente día en Castrillo de las Piedras, el grupo de teatro de Lagunas de Somoza ofrecerá sendas representaciones de esta obra de Andrés Martínez Oria. En el primer caso, al término de la actuación teatral, que será a partir de las ocho de la tarde, tendrá lugar una mesa redonda en la que además del autor de `El peso del mundo´ intervendrá Juan José Alonso Perandones, estudioso de la obra de Leopoldo Panero.

El día 23 de abril, se llevará a cabo en el salón de actos del Conservatorio de Música de Astorga  una nueva representación de la obra, organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la capital maragata para conmemorar el Día del Libro. Esta representación contará igualmente con la asistencia del autor de `El peso del mundo´ quien pronunciará una breve conferencia relacionada con la conmemoración.

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *